Europ Assistance ofrece servicios de ocio exclusivos a sus clientes

Los clientes de Europ Assistance tendrán acceso a partir de ahora a todo tipo de soluciones a medida y servicios de ocio exclusivos gracias a un nuevo acuerdo de colaboración con Attention to Details, compañía de servicios de concierge y gestión del estilo de vida. El acuerdo se ha firmado en Madrid de la mano de Juan Carlos Guzmán, consejero-director general de Europ Assistance, y Óscar Salmerón Coma, de Attention to Details.

Gracias a este acuerdo de colaboración, Europ Assistance pondrá a disposición de sus clientes cualquier servicio que necesiten: desde reservas en los restaurantes más cotizados hasta entradas para grandes eventos deportivos internacionales y conciertos en todo el mundo, exposiciones y espectáculos, estrenos de cine, teatro y ópera, eventos de alfombra roja, ceremonias, entrega de premios y eventos benéficos.

Europ Assistance también ofrecerá servicios como la organización de eventos y la gestión de asuntos domésticos y del estilo de vida, con la posibilidad de contar con ayuda profesional a domicilio para la realización de tareas como, por ejemplo, el cuidado de niños, entrenamientos personales, paseo de mascotas o personal shopper, ahorrando trabajo a aquellas personas que no puedan realizar estas actividades por falta de tiempo para organizarlas.

Para más información o contratar algún servicio: 902 250 225.

Mitos

Cuando somos jóvenes nos encandilamos con algún músico, escritor, pintor o lo que fuere y hacemos verdaderos sacrificios. Al final eso es un mito ¿no? Pero luego, a medida que vas cumpliendo años, o mejor dicho, cuando ya los has cumplido, un día te das cuenta de que aquel cantante (cantautor en mi caso, claro) te aburre más que contar ovejitas.

Confieso que me ha pasado. Me tragué un concierto de un cantautor francés al que, si querías ser progre de verdad, tenías que adorar, subida sobre las vallas de separación del escenario. A mitad de la actuación yo ya notaba dos cosas: una que aquel tipo de eterna barba blanca, la verdad es que me aburría bastante. Y otra que me dolían a rabiar las piernas y lo que no era las piernas. Para mí aquella noche murió el mito y, por añadidura, dejó de gustarme su música. Me ha pasado más veces, pero no tiene que ocurrirle a todo el mundo. Lo digo por tranquilizar a las fans de Justin Bieber…

Autor | Chus Vidal

Foto | larskflem en Flickr