Caso real: asistencia legal tras sufrir daños en un último piso

Imaginemos que vivimos en un último piso y que hemos sufrido daños en nuestra vivienda porque la cubierta no está en buenas condiciones. ¿Qué puede hacer por ti Europ Assistance? Nuestro servicio de asistencia jurídica se puso en marcha para solucionar un caso similar:

Una asegurada sufría daños en su domicilio causados porque la cubierta del edificio requería una reparación importante y la Comunidad de Propietarios no la efectuaba. Se llevó a cabo una reclamación extrajudicial a esta Comunidad de Propietarios, instándole a que reparara la cubierta del edificio, que es un elemento común, y también a que arreglase los daños existentes dentro de la vivienda de la asegurada, causados por las deficiencias de la cubierta.

La Comunidad de Propietarios se negó a hacerlo, a pesar de las múltiples gestiones en vía amistosa para la resolución del asunto. Consecuentemente, se interpuso una demanda en vía judicial y recayó una sentencia en la que se condenaba a la Comunidad de Propietarios no sólo a reparar los daños de la vivienda, sino también los de la cubierta del edificio, cuyo importe rondaba los 2.500 euros. De esta forma, las peticiones de la asegurada se vieron resueltas favorablemente gracias a las gestiones realizadas por el departamento jurídico de Europ Assistance.

Foto | Garuna bor-bor en Flickr

Asistencia legal: accidente en una piscina

Los accidentes pueden ocurrir en cualquier lugar y en cualquier momento. En esta ocasión, nuestro departamento de servicios jurídicos resolvió el caso por vía amistosa y todo acabó con una felicitación por parte de la familia de la accidentada:

Nos trasladamos a un hotel de Gandía, en pleno verano, donde una familia pasaba sus días de vacaciones. Inesperadamente, la hija sufrió un accidente en la piscina mientras disfrutaba de un baño con sus padres.

¿Cómo ocurrió? La piscina tenía un agujero que no estaba señalizado ni tapado y la niña se lesionó al meter el pie. Después de efectuar la correspondiente reclamación extrajudicial fehaciente al hotel, se consiguió una indemnización a favor de la pequeña y de sus padres cercana a los 1.000 euros, paliando así las lesiones y los días de curación que la joven precisó.

Además, dicha indemnización se obtuvo en vía amistosa, sin que fuese necesario acudir a la vía judicial, evitando por tanto que el asunto se demorase hasta que hubiese recaído una sentencia y que se incurriera en los gastos obligados en la vía judicial.

Foto | GraceOda en Flickr