Situaciones en las que un seguro de cancelación de viaje te servirá de mucha ayuda

Viajar siempre implica hacer planes, trazar recorridos, preparar momentos… Algo que lleva bastante tiempo de organización.  Pero ¿qué ocurre cuando ya lo tenemos todo planeado, hemos pasado meses pensándolo y soñando y nos vemos obligados a cancelar el viaje? Ya sea por una enfermedad o accidente grave, un despido o una incorporación a un nuevo trabajo… En estas situaciones no solamente perdemos tiempo, sino también dinero. 

Existen múltiples causas imprevistas que pueden hacer que no llevemos a cabo finalmente el plan. Para estas ocasiones, Europ Assistance cuenta con seguros de cancelación de viaje no iniciado que cubren los gastos ante este tipo de situaciones.

Momentos como el fallecimiento de un familiar, la presentación a exámenes de oposiciones oficiales, una concesión de una beca oficial o la entrega de un hijo en adopción son algunas de las múltiples causas cubiertas.

Imagina que vas a viajar a Londres dentro de unas semanas y lo tenías previsto desde hace meses, pero de repente te llaman como miembro de una mesa electoral. ¿Qué hacer? Europ Assistance te garantiza el reembolso de los gastos del viaje hasta 3.000 euros.

Si ya tienes todo tu viaje planeado, pero no quieres que ningún imprevisto que pueda surgir te arruine las expectativas, éste es tu seguro. Te será de mucha ayuda si quieres recuperar dinero en caso de no poder viajar finalmente.

Foto | simbiosc en Flickr

¿Vas a viajar en Navidad? ¿Por qué contratar un seguro de viaje?

Conocer nuevas culturas, aprender un idioma, tomarse unas merecidas vacaciones… ¡Hay tantos motivos para viajar como destinos a los que ir!

Cuando te desplazas fuera de casa, lo último que deseas es tener complicaciones. Por eso os recomendamos contratar un seguro de viaje.

¿A qué nos dedicamos en Europ Assistance? A cubrir al viajero para que nada le estropee sus desplazamientos. Gestionar cualquier accidente, robo, pérdida de equipaje o enfermedad surgidos en un país extranjero puede convertir un viaje de placer en una auténtica pesadilla. No siempre sabemos cómo actuar o a quién acudir y los gastos que nos supone pueden arruinar no sólo nuestra estancia, sino nuestro bolsillo. Estar protegidos por un seguro nos evita multitud de problemas.

¿Y si tengo que anular el viaje? A veces nos vemos obligados a anularlo por razones ajenas a nuestra voluntad como, por ejemplo, una incorporación a un nuevo puesto de trabajo. Esta situación está prevista en los seguros de cancelación de viaje, cubriendo los gastos derivados de esta anulación. De esta manera estamos tranquilos antes y durante el viaje.

En definitiva, si quieres que tu única preocupación cuando viajas sea no olvidarte la bufanda en la maleta, contrata un seguro que te proporcione la tranquilidad que buscas. ¡Buen viaje!

Foto | kozumel en Flickr