MOTOCARRO ADVENTURE: SEMANA 1

DACER_EUROP_ASSISTANCE09.jpg

Con los nervios a flor de piel y con lágrimas en los ojos despedían los niños de la Fundación Dacer a Jaime Pinilla y Alfonso Gutierrez (Popi), los pilotos de los Motocarros.

Les acompañaron en la salida desde Madrid, 10 Vespas miembros del Scooter Club Madrid,  7 Harley Davison del Club de Motos Viuda Negra y dos coches de Europ Assistance.

_BP71179.jpg

¿Queréis ver un resumen de su primera semana?

¡Dentro vídeo!

Además, los aventureros competirán contra un motocarro virtual , el motocarro solidario, que avanzara kilómetros en función de las donaciones recibidas por la gente, por cada 2€, avanzará un kilómetro. Gracias a una radiobaliza instalada en los vehículos podremos seguir la ruta en la web de la aventura .

La aventura podrá seguirse a través de las redes sociales bajo el hastag #motocarroEA y aquí en el blog de Europ Assistance, Vive que te cuido.

“Donde hay un sueño hay un camino.”

Motocarro Adventure: ¡Comienza la aventura!

Como ya sabéis, la aventura “Motocarro Adventure”, patrocinada por Europ Assistance, tiene como objetivo recaudar fondos para la Fundación DACER, cuyo objetivo es mejorar la atención y la calidad de vida de personas con daños cerebral.

El pasado jueves 14 de julio dio comienzo la aventura. Con los nervios a flor de piel y con lágrimas en los ojos despedían los niños de la Fundación Dacer a los aventureros Jaime Pinilla y Alfonso Gutierrez (Popi), los pilotos de los Motocarros. Les acompañaron en la salida desde Madrid, 10 Vespas miembros del Scooter Club Madrid,  7 Harley Davison del Club de Motos Viuda Negra y dos coches de Europ Assistance.

Con una previsión de 24 días de viaje, más de 6.000 kms y una velocidad media de 25kms/hora, comienzan la aventura. Vivirán en sus diminutas cabinas durante 45 días y atravesando España, Francia, Bélgica, Holanda, Alemania, Dinamarca y Suecia llegarán al punto más septentrional de Europa; Cabo Norte. Tienen un solo fin, conseguir el reto para poder ayudar con su esfuerzo y dedicación a conseguir financiación para los tres proyectos que patrocina Europ Assistance:

  • Proyecto Despertar: La finalidad de este proyecto es elaborar un protocolo de estimulación sensorial física y cognitiva coordinada para pacientes en coma y estados de mínima conciencia.
  • Proyecto Aprende jugando: Está diseñado para niños hospitalizados y sus familias. El objetivo prioritario es proporcionar información con entretenimiento del proceso clínico y su evolución.
  • Proyecto Ayudemos a los niños necesitados: consiste en becar durante un año a niños que han sufrido algún tipo de daño cerebral o enfermedad rara y que no tienen recursos económicos para hacer frente a los diferentes tratamientos de rehabilitación dentro de la Fundación DACER.

Además, los aventureros competirán contra un motocarro virtual , el motocarro solidario, que avanzara kilómetros en función de las donaciones recibidas por la gente, por cada 2€, avanzará un kilómetro. Gracias a una radiobaliza instalada en los vehículos podremos seguir la ruta en la web de la aventura (www.motocarroadventurer.com).

La aventura podrá seguirse a través de las redes sociales bajo el hastag #motocarroEA y aquí en Vive que te cuido.

Donde hay un sueño hay un camino.

 

Crónica del Ironman de Frankfurt: Roberto Guisasola

173_m-800506142-DIGITAL_HIGHRES-1316_070607-2217495.JPG

Casi no puedo creerlo, pero, ya se ha terminado el Ironman de Frankfurt. Tantos meses de trabajo, dedicación y superación que se pasan en “tan solo10 horas 32 minutos de competición, deciros que estoy  muy contento con el resultado. Contento, satisfecho y muy agradecido.

Contento por como fue la preparación y la prueba.
Satisfecho con mi comportamiento y rendimiento en todo este tiempo.
Y agradecido, muy agradecido, por todas las muestras de apoyo, cariño y respeto recibidas por lo que estaba haciendo.

La aventura empezó “emocionante”. El viernes, dos días antes del Ironman, al llegar a  Frankfurt y recoger la bicicleta, la encontré con  un problema en la rueda delantera. Tras dos horas intentado solucionarlo sin mucho éxito, mi tensión y preocupación iban aumentando, no podía creer que después de tanto esfuerzo se iba a echar todo por la borda por algo ajeno a mí… Por suerte, en el servicio técnico de la feria del corredor pudieron “arreglarlo” y los nervios se disiparon, dejando paso de nuevo a la emoción y la energía.

Es curioso, como en estos momentos  de tensión, nervios e incertidumbre es cuando los amigos te demuestran que aquí solo compites contra ti mismo, y la verdadera meta es salir satisfecho de la carrera. Uno de mis amigos, Josan tuvo un detalle que jamás olvidaré. El también corría, y lo hizo genial. Por diferentes circunstancias no había podido entrenar mucho los meses previos y se presentaba al  Ironman de Frankfurt con la  única idea de salir, sentirse triatleta y, si podía, acabar la prueba. Pues bien, Josan se acercó y me dijo: “No te preocupes Rober, si no se soluciona tu problema con la bici, tú corres con mi rueda y yo con la tuya. Tú te lo has currado mucho y yo si tengo que pararme, o no pudiera seguir, me da igual.”  ¡¡¡Josan estaba dispuesto a sacrificar su carrera para que yo pudiera hacerla sin contratiempos!!!!  Me emociona solo recordarlo…

Y no fue el único, otro compañero, Alex,  que tenía una rueda extra igual que la mía en Madrid, organizó todo para que pudieran mandármela a Frankfurt a tiempo… De verdad, gracias…

Aunque todo quedó en una anécdota, este contratiempo impidió que fuésemos a nadar el viernes y que pudiera reconocer el circuito, pero yo estaba tranquilo de que se hubiera quedado en eso, una anécdota, así que estaba contento igualmente.

El sábado, solo teníamos que llevar la bici a la salida, que está a unos 20km de Frankfurt. A pesar de que estaba lloviendo seguimos con el plan de ir montados en bici para probar que todo estaba bien y luego volver en los autobuses que facilita la organización. ¡Que se note que somos del norte! 🙂 

Al regresar, todos los esfuerzos se centraban en descansar y controlar la tensión y nervios todo lo posible.

P1070409.JPG

Llegó el domingo…son las 4:00AM y casi no he pegado ojo en toda la noche. He estado tumbado unas 5h30, pero dormir, dormir, creo que no más de 2 horas. No importa, sé que voy a estar lo suficientemente entretenido todo el día como para que me entre sueño 🙂

Desayuno lo que puedo, que no es mucho, y voy a la recepción del hotel, a las 5 hemos quedado en coger el autobús que nos lleva a la salida. Recordad que somos casi 3.000 participantes, más algún acompañante…la cola del bus ya era de unos 100m…parecía que no íbamos a llegar a tiempo, pero lo hicimos y con 40 minutos para preparar todo en la zona de salida.

Este año la salida de la natación era distinta, ¿Sabéis qué es el sistema Rolling swim start?. En lugar de salir todos a tropel (¿recordáis el video que os enseñaba hace unos meses?) , hay 4 grandes cajones o grupos, en función del tiempo que crees que emplearás en la natación. Uno para los que hacen 1h o menos, el segundo para los que hacen entre 1h y 1h10, otro entre 1h10 y 1h20 y el último para los que prevén más de 1h20. Tú te colocas en tu tiempo y el cronometro empieza a contar para ti cuando empieces. Os dejo un video de ejemplo para que veáis la (gran) diferencia.

 

Yo me puse en el final del cajón de “1h o menos” y fui genial. No se pasan los nervios ni la ansiedad de la salida única, y además todo el mundo nada más o menos al mismo ritmo con lo que evitas golpes y aglomeraciones. 

133_m-800506142-DIGITAL_HIGHRES-1316_002873-2217455.JPG

Dan la salida, voy acercándome al agua y llega mi turno, damos al start del cronometro y ¡corriendo al agua! A partir de ahí se van los nervios y empezamos a disfrutar el día. Van a ser muchas horas de hablar conmigo mismo, de acordarme de muchos de vosotros, de superar momentos malos, aferrarme a los buenos,  concentrarme en seguir el plan marcado de alimentación e hidratación para evitar los problemas estomacales que suelo tener últimamente. Y así, y fijándome en alguna boya para ver que llevo el rumbo correcto, me veo saliendo del agua, la gente te anima y tengo la suerte de volver a sentirme como superman aun sabiendo que sigo siendo un tipo corriente. ¡Salgo del agua en 1h justa! Mientras voy corriendo hacia la zona de transición para cambiarme y coger la bici oigo por primera vez “¡Vamos Rober!”, es Edu, que ha estado con nosotros en la salida, le saludo y sigo.

164_m-800506142-DIGITAL_HIGHRES-1316_049452-2217486.JPG

La bici parece funcionar perfectamente y rueda sin problemas…así que respiro tranquilo y ¡a dar pedales!. 

En el km 20, de repente oigo, “¡¡¡Ahí viene Rober!!!” Al levantar la cabeza, y confirmar que era Cristina, junto al resto de amigos que han venido a vernos, la alegría, la energía, la fuerza y la satisfacción que te invade es inexplicable. Sonrío, (me emociono) y me digo “¡A por todas, que dentro de 80km tendrás otro chute de ánimo!

El aire sopla mucho más de lo deseado y toca apretar un poco y pelear con los malos pensamientos. “Que si estás gastando más gasolina de la debida“, “que si se va a ir el tiempo“, “que si … ¡fuera malos pensamientos, bienvenidos los buenos!que suerte tengo de estar haciendo esto, claro que te duele las cervicales, llevas 3 horas acoplado dando pedales pero vas bien…” lo previsto, hablando conmigo mismo unas cuentas horas… Sobre el km 170 se desata una buena tormenta que me empapa y llego calado al final de la bici, pero llego. 5 horas 33 minutos, un poco más lenta de lo que me hubiera gustado, pero hay que seguir. 

148_m-800506142-DIGITAL_HIGHRES-1316_034179-2217470.JPG

Empecé a correr y contra pronóstico (en la bici pensé que por el viento iba a estar más cansado), me sentía genial. Las piernas iban solas, el estomago estaba perfecto así que solo me quedaba mantenerme ahí. Beber y comer lo planificado y correr y correr

De repente, en el km 1 vi que alguien se ponía a correr a mi lado, de nuevo Cristina, para decirme lo bien que me ve, que siga así, que puedo conseguir mi mejor carrera, son tan importantes los ánimos en esos momentos…

La verdad que voy muy bien, mejor que en cualquiera de mis anteriores Ironman, puede ser que esta vez sea la buena, que el estomago aguante. Los km van pasando rápido y voy FELIZ. Sin darme cuenta, al empezar mi segunda vuelta, me encontré a Josan, que empezaba a correr…le doy un abrazo, le felicito y sigo a mi ritmo, y termino la segunda vuelta.

Otra vez yo y mis pensamientos a solas…los malos cada vez hablan más alto pero yo sigo luchando. En el km 23 empiezo a sentir el cansancio y veo que el ritmo es más lento, pero sigo corriendo. Pero, ¡de nuevo Cristina y Rosi!, han cruzado el río para vernos a ambos lados…“Piensa en positivo!” me grita 🙂

El ritmo va decayendo y además tengo que parar al baño. Entre la parada y que el ritmo es más lento, me alcanza Josan y me anima a que le siga. Pero no me veo capaz, intento ir despacio, pero el insiste y me hace de liebre, una vez más mi salvación. Con mucho mucho esfuerzo y concentración consigo seguirle y con ello vuelve el ánimo, no queda nada. ¡Tercera vuelta completada!. Empezamos la última, se me hace menos dura, sigo persiguiendo a Josan. 

Se acerca mi reto, 10h 30 minutos, y pienso “puff!! Difícil correr a estas alturas a un ritmo de casi 5 minutos el km…“pero lo intento con todas mis fuerzas…al final entro en meta muy muy muy contento y veo a Cristina, esta feliz y eso me alegra más todavía…

Ya solo me queda escuchar  al speaker decir:
ROBERTO GUISASOLA, YOU ARE AN IRONMAN!!!!

180_m-800506142-DIGITAL_HIGHRES-1316_087439-2217502.JPG

Estoy muy contento, pero también muy cansado… No lo puedo evitar y derramo unas lagrimas al abrazarla y darla las gracias, ¡Soy finisher! lo he hecho mejor que nunca y solo ella sabe lo que verdaderamente ha costado

La sensación al cruzar la meta es indescriptible, “he vuelto a lograr acabar una de las pruebas más exigentes física, mental y emocionalmente”, me repito. Muchos han sido los meses de duro trabajo para conseguirlo, muchos los esfuerzos y los sacrificios, pero acabar el Ironman de Frankfurt por segunda vez, puedo corroborar que ha valido la pena, estoy más contento que nunca. 

Ya he acabado el Ironman de Frankfurt “¿y ahora que?” me pregunto una y otra vez… Por ahora voy a saborear la sensación de acabarlo, y luego…luego ya se verá.

No puedo acabar sin dar las GRACIAS a Europ Assistance por contar conmigo para este proyecto y por su apoyo. 

Roberto Guisasola

 

Fotos por FinisherPix

Camino al Ironman de Frankfurt

Martin Fiz y Rober (2).jpg

En diciembre cuando empecé a prepararme para el Ironman de Frankfurt, la fecha estaba muy lejana, pero el tiempo vuela, y antes de que me haya podido dar cuenta, ¡ya estamos a menos de una semana!, la más dura. Entrenar no entrenas pero, pero esta vez el cansancio es mental. 

La primera parte ya la hemos conseguido, disfrutar del camino, de la preparación. Hemos llegado hasta aquí sin lesiones ni contratiempos reseñables, así que no hay excusas. Y digo hemos, porque en esto no estoy solo, el Ironman también lo hace mi pareja, amigos, mi entrenador… apoyándome y animándome, que no es poco.

Hasta ahora me he dedicado tanto a entrenar, que me quedaba poco tiempo para pensar. Esta semana es al revés, tienes poco que entrenar, por lo que te queda mucho tiempo para pensar.

Lo más importante es alimentarse bien e hidratarse. La tarea es preparar todas las cosas que necesitarás, pero sobre todo y por primera vez, DESCANSAR. Me reservo para hacer una carrerita de 40 minutos tranquila y un poco de natación y bici una vez llegue al circuito donde será la prueba.

IMG_4852.jpg

Tienes todo el rato la carrera en la cabeza. Qué tienes que preparar, cómo te vas a organizar, cuál es la agenda, qué cosas no puedes olvidar y claro está, intentas visualizar una y otra vez como será la carrera y todas sus fases y te empiezas a animar.

Te imaginas cómo suena el despertador, a las 4:00AM, cómo te ivaden los nervios, cómo te preparas y cómo te vistes.

Te ves en la línea de salida, con otros 3.000…piensas ¡CALMA!. Rápidamente te dices “no te preocupes por eso, ya lo hemos hecho más veces”, la salida son unos minutos angustiosos, pero luego sabes que disfrutarás de la natación.

Sueñas con que todo vaya bien, que sientas que la bici rueda fácil, que tus piernas están fuertes para empujar los pedales durante casi 6 horas, Dios 6 horas… Repasas qué y cuándo vas a ir comiendo y bebiendo para ir reponiendo las energías que estás gastando.

Pero mi principal miedo es la carrera a pie, aunque también mi momento más esperado. No lo puedo evitar, me imagino cansado (lógicamente), pero con la determinación de seguir corriendo. Me imagino llegando a meta, abrazando a Cristina y a mis amigos y disfrutando de la post-carrera con la satisfacción de saber que has dado lo mejor que tenías ese día, esos meses.

20x30-IKCG1986.jpeg

¿Como vivís vosotros los momentos previos a una carrera?

A la vuelta os detallaré la experiencia del Ironman de Frankfurt, esperemos que con el objetivo conseguido. Pero si quéreis seguir mi experiencia podéis hacerlo en la página web de Ironman, mi dorsal será el 2388, o a través de las redes sociales de Europ Assistance (Facebook, Twitter e Instagram)

Roberto Guisasola

Triatlón Zarautz 2016

Captura de pantalla 2016-02-24 a las 0.21.07.png

Si tienes pensado hacer un triatlón de media distancia, en mi opinión el Triatlón Zarautz es una de las mejores opciones, sino la mejor.

“En cada triatlón aprendes algo nuevo, pero no todos te hacen sentir lo mismo.”

¿Por qué participar en el Triatlón Zarautz?

  1. Porque la organización es muy buena, llevan 30 ediciones del Triatlón Zarautz y se nota en todos los detalles su profesionalidad.
  2. Porque la natación es en mar, saliendo de Getaria y llegando a Zarautz, casi 3km por mar abierto viendo los acantilados y a merced del cantábrico.
  3. Porque el circuito de bici es espectacular, con zonas de subida, zonas para ir acoplado, y como no, el famoso muro de Aia, algo más de un kilómetro donde las piernas parecen que van a estallar y el corazón salir por la boca.
  4. Porque en la carrera a pie hay una animación  y una cantidad de público abrumadora. Son 3 vueltas de unos 7kms pasando por el centro de Zarautz, el malecón, el paso por lo que llaman la zona de “los borrachos” (grupos de gente que se reúnen en un bar de las afueras para animar como hooligans mientras toman unas cervezas), y por el campo de golf con unas vistas preciosas.

Llevaba desde el año 2009 con ganas de hacer este triatlón, pero por un motivo u otro nunca había podido participar. Todo el mundo me hablaba maravillas y la verdad que no desmerece. En cada triatlón aprendes algo nuevo, pero no todos te hacen sentir lo mismo, el ambiente que recorre los rincones del Triatlón de Zarautz es único.

13394142_1201163516601259_841709993824399648_n.jpg
Foto por Bittor Mutiozabal

Los días previos los pasé revisando la previsión meteorológica continuamente, me preocupaba la dimensión de las olas, nadar casi 3 km zarandeado por un mar cantábrico picado debe ser como poco, mareante. Menos mal que tuvimos suerte y las olas solo median 0.6m.

Empecé muy bien con la natación, un poco de golpes y ansiedad en los primeros minutos como en todas las competiciones, pero una vez cogido el ritmo y mi sitio, logré llegar a Zarautz sin contratiempos.

zarautz1.jpg
Foto por Imanol Mujika

El sector bici en cambio comenzó duro, según sales del agua hay una subida larga y tendida que a mí se me hizo un poco difícil, pero pasado ese tramo pude retomar el ritmo. La bici consta de dos bucles de unos 30km, más o menos rápidos,  y luego un bucle de unos 20km donde están los muros de Aia y la subida al camping de Orio, un paisaje que te deja sin palabras y te anima a seguir casi tanto como la gente del pueblo.

En este sector mis piernas notaron la carga de trabajo que llevo por la preparación del Ironman de Frankfurt, mi objetivo principal de este año 2016, y no las sentí frescas del todo sobre todo al principio.

zarautz2.jpg

Es increíble el ambiente que hay durante la carrera a pie… La primera y segunda vuelta fueron muy productivas y aunque en la última apareció el cansancio (a las pruebas me remito con la siguiente foto) y toco apretar un poco, es difícil pensar en rendirte cuando tienes a todo el pueblo animándote y apoyándote.

13412969_1204044179646526_374660015662435090_n.jpg
Foto por Bittor Mutiozabal

Tras cruzar la meta, recibí una vez más el cariño y apoyo de familia y amigos, no sabéis lo mucho que reconforta saber que no haces el Ironman solo. Ahora  mi cabeza solo puede pensar en mi gran objetivo que cada día está más cerca, el Ironman de Frankfurt.

Roberto Guisasola

 

Triatlon Ecotrimad 2016

 

La sexta edición del Triatlón Ecotrimad, tendrá un lugar especial en la historia de la prueba por dos razones.

Primero, debido a que la temperatura del agua estaba a unos 10,5ºC, por lo que no se pudo nadar. El sector de natación se sustituyó por una carrera a pie de 6km con lo que la prueba paso a ser un duatlón.

Y segundo porque, debido a un accidente de un participante en el sector de bici, obligó primero a parar la carrera y a suspenderla definitivamente después.

 

ecotrimad1.JPG

Esta prueba era un test para ver que tal iba preparado para mi objetivo, el Ironman de Frankfurt, por lo que el cambio de triatlón a duatlón no me preocupó demasiado. Al final lo que quería, era hacer un entrenamiento de calidad y me servía igualmente.

Una de las características de este triatlón es que la única parte llana es la natación. Los sectores de carrera a pie y bici son un continuo sube y baja, sobre todo el de bici.El sector de bici consta de 2 vueltas a un exigente circuito de unos 38 km, donde estás apretando los dientes en las duras subidas y agarrando con fuerza el manillar en las rápidas bajadas.

ecotrimad10.JPG

Llegando al km 58 más o menos, donde estaba el avituallamiento, ví que están todos los triatletas que me precedían parados. No entendía que estaba pasando hasta que un juez de carrera me tomó el tiempo y me explicó que había habido un accidente de un participante, y le habían tenido que recoger en helicóptero y aplicando el protocolo de seguridad se había cortado la carretera.

En ese momento te quedas un poco…ploff! Pensando en cómo habrá sido y que te podría tocar a ti. También te acuerdas de tus acompañantes, seguro que saben lo del accidente, pero seguro que no saben quién es y estarán preocupados.

ecotrimad4.JPG

Estuvimos allí parados entorno a una hora, donde nos quedamos helados.

A partir de aquí se tomó, en mi opinión, la sabia decisión de que fuéramos todos juntos hasta  el final del sector de bici.

Una vez llegamos a la zona de boxes, también decidieron que no tenía mucho sentido hacer el sector a pie en modo competitivo y ofrecieron una carrera NO competitiva de 10km a aquellos que quisieran. Yo estaba helado y opte por ir a tomar una cerveza y un bocadillo con mi mujer y amigos.

ecotrimad16.JPG

No pude sacar muchas conclusiones, en cuanto a mi condición física por los percances que hubo, pero sobre lo que sí recapacité fue sobre la importancia de estar asegurado en mis competiciones. 

Roberto Guisasola

 

Visitas imprescindibles en Milán

Visitar Milán en pocas horas es posible… ¡hoy te contamos las visitas imprescindibles en Milán! ¿nos acompañáis en este viaje?

Ya os lo adelantábamos el otro día, Italia, junto a Francia y España, es uno de los destinos preferidos de los europeos a la hora de salir de vacaciones. Comenzamos con una de las ciudades de la moda más importantes del mundo, Milán.

¿Qué ver en Milán?

Il Duomo, una de las catedrales católicas más grandes y sorprendentes del mundo, y símbolo indiscutible de la ciudad. En tu visita a esta catedral gótica, no podéis perderos las vistas de toda la ciudad desde su terraza .
*No olvides que para visitar el interior de la catedral es necesario llevar las rodillas y los brazos cubiertos).

 

 

En la propia Plaza del Duomo podéis visitar también la Galleria Vittorio Emnuelle II, uno de los pasajes comerciales más bonitos del mundo. El conocido como “Salón de Milán“, es una galería del siglo XIX en la que se pueden encontrar, las tiendas y restaurantes más elegantes de la ciudad.

 

En la Iglesia de Santa Maria delle Grazie, en encuentra ubicada una de las pinturas más famosas del mundo “La Última Cena” de Leonardo da Vinci, que tras una infinidad de restauraciones ha recuperado gran parte de su resplandor original.
*Si planeas visitarla, es imprescindible reservar tu entrada con el máximo tiempo posible.

 

El cementerio monumental, es museo al aire libre de 250.000 metros cuadrados,  que muestra impresionantes mausoleos y esculturas realizadas desde 1866 hasta la actualidad. Es una de las visitas más sorprendentes por la grandiosidad de su arquitectura.

 

La Basílica de San Ambrosio, es una iglesia atípica que data del año 387. Merece la pena visitar tanto exterior como el interior de esta básilica dedicada a los mártires.