Consejos para organizar una escapada de última hora

Bien porque te han dado unos días libres en el trabajo que no esperabas o, simplemente, porque te gusta improvisar, puede que algún día hagas una escapada de última hora. En estos casos, es casi imposible tenerlo todo preparado. Sin embargo, puedes seguir una serie de consejos para disfrutar de esa escapada como si la tuvieras del todo planificada.

Cómo organizar una escapada

Los viajes suelen planificarse con bastante tiempo; no obstante, si es algo improvisado, es imprescindible seguir una serie de consejos para que no resulte un fracaso o te cueste un dinero excesivo. A continuación, podrás ver cuáles son algunas de las claves que debes tener en cuenta si te ves en esta situación.

Sé coherente a la hora de elegir el destino

Escoge un destino que no sea demasiado lejano, ya que perderás mucho tiempo en la ida y en la vuelta. También es importante que sea un lugar al que sepas que no van a acudir muchas personas en esos días, porque seguro que han preparado todo antes que tú. Por ejemplo, si se trata de un viaje que coincide con el Día de los Enamorados, evita ciudades como París, ya que es un destino que en esos días estará abarrotado.

Debes ser bastante flexible

Al ser algo que debes preparar rápido, lo más probable es que te surjan imprevistos en el intento. Ten siempre un plan B en la cabeza y no pretendas reservar el hotel que más te gusta o viajar en tu compañía aérea favorita.

Es muy importante que seas flexible y te adaptes a las circunstancias si quieres que la escapada se convierta en un buen plan. Puedes marcarte destinos diferentes y menos tópicos, seguro que descubres lugares nuevos y en los que tendrás menos problemas para reservar tanto vuelo como estancia.

No te estreses al preparar el equipaje

Párate un momento para hacer bien el equipaje, es importante que te lleves todo lo que vayas a necesitar. Pero eso sí, ten una cosa en cuenta, es imprescindible que no te estreses. Como es un viaje improvisado, lo lógico es que no te vayas demasiado lejos ni a sitios que estén muy perdidos. Si se te olvida algo del equipaje, con total seguridad podrás adquirirlo en el lugar de destino. No pienses que si te dejas algo en casa, el viaje no va a merecer la pena. Para disfrutar debes dejar a un lado el estrés.

Busca alguna promoción

Hay agencias de viajes que ofrecen promociones de una última hora si ven que no van a vender todo lo que tenían pensado. Aprovecha que todavía no has elegido destino y mira si puedes tener acceso a alguna promoción o a algún descuento importante. Además de disfrutar de una buena escapada, lo podrás hacer por menos dinero.

Utiliza Internet para descubrir los mejores sitios en tu destino

Si no puedes planificar bien el viaje, tal vez no sepas bien qué lugares visitar, cuál es la gastronomía típica del lugar o por dónde debes moverte una vez que llegues al destino.

Hoy en día, esto no supone un gran problema, ya que existen una gran cantidad de páginas en Internet que te guiarán a la perfección en cualquier lugar. Hay muchos blogs escritos por viajeros que te servirán de ayuda y que podrás consultar cada vez que lo necesites para no perderte ningún rincón interesante.

Aprovecha para desconectar

Si tienes unos días de descanso en el trabajo o unas vacaciones inesperadas, aprovecha para desconectar de la rutina diaria. Un viaje te va a venir fenomenal, ya sea en solitario o en familia. Tienes que verlo como una gran oportunidad para recargar pilas y volver luego con más tranquilidad de lo que te fuiste.

Por eso mismo es importante que no te estreses sin necesidad; deja que las cosas fluyan y no pienses en lo que puede salir mal. Los planes improvisados son los que mejor suelen salir al final.

Contrata un seguro de viaje

Como es todo tan improvisado pueden surgir determinados imprevistos o gastos con los que no contabas. Si contratas un seguro de viajes, te cubrirá gastos inesperados de transporte y alojamiento, cualquier tipo de problema médico, la anulación de un vuelo, etc.

Debes contratarlo antes de comenzar el viaje. Seguro que no te arrepientes, ya que por hacerlo todo tan rápido puede que falle algo y, si dispones de este seguro, no tendrás que correr con determinados gastos con los que no contabas.

Una escapada de última hora puede ser un gran plan si sigues una serie de consejos fundamentales. Aunque sea un viaje improvisado, no tiene por qué salir nada mal. En cualquier caso, con el seguro de viajes Última Hora de Europ Assistance no tendrás que preocuparte por nada… ¡Salvo por disfrutar de un viaje inolvidable!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s