Rotondas

Por fin nace el debate sobre las rotondas. Durante años, España abusó descaradamente de las rotondas. Mantengo desde hace mucho que el crecimiento desmesurado de las rotondas ha dado lugar, incluso, al nacimiento de nuevas profesiones. Por ejemplo, la de diseñador de rotondas. Cuando un ayuntamiento vivía su etapa más floreciente, llenaba la ciudad de rotondas. Y si la cosa era como para tirar cohetes añadía unas cuantas fuentes y un par de polígonos industriales. Y a continuación contrataba arquitectos de relumbrón para que decorasen las rotondas. Hoy las fuentes están secas, los polígonos son pasto de la maleza y los maravillosos mini jardines de diseño que ornamentaban nuestras incómodas rotondas se han convertido en secarrales. Y ahora que ya hemos vivido millones de horas en atascos interminables para sortear tanto giro de volante, por fin leo en la prensa que empezamos a cuestionarnos sus bondades.

Autor | Chus Vidal

Foto | Juanedc en Flickr

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s