Viajar al espacio

Igual soy yo la única que se pregunta, pero ¿esto cómo va? Lo he investigado un poco y veréis.

Pagas una cantidad de dinero con la que se podría alimentar a medio continente una buena temporada (he encontrado una oferta por 120.000 USD) y esto te da derecho a un montón de cosas, por ejemplo: un entrenamiento específico que, además de ser un derecho, es obligatorio. Después te meten en una nave, te elevan 100 km y la grandiosa experiencia consiste en contemplar lo negro que se ve todo, comprobar la curvatura de nuestro planeta y, nada más y nada menos que CINCO MINUTOS de ingravidez… El paquete se completa con cromos, pegatinas, una fiesta en la que se celebra que has gravitado y como colofón te regalan nada más y nada menos que unas alas de astronauta, que es como la corona del Burger King pero en rollo espacial. Pero es que, además, te dan un certificado que acredita que has vivido tamaña experiencia.

Otro día le dedico un ratito a la compra-venta de parcelas en la luna, que también promete.

Autor | Chus Vidal

Foto | Pandiyan en Flickr

Un comentario en “Viajar al espacio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s