Las mejores estaciones de esquí para principiantes

Practicar esquí es apasionante. Sin duda, un deporte con el que pasarás grandes momentos en compañía de tu familia o con tus amigos. ¿Aún no lo has probado? Siempre existe una primera vez para todo. Por suerte, España cuenta con múltiples estaciones para iniciarte en esta modalidad. En ese sentido, el mejor consejo que podemos darte es que elijas un destino acorde a tu nivel. Si es tu primera toma de contacto con este deporte o aún te queda por aprender, conviene que no te lances por lugares demasiado complicados para no correr riesgos innecesarios.

Las montañas perfectas para iniciar tu aventura en el esquí

El esquí es uno de los deportes de nieve más practicados en nuestro país. No en vano, la geografía española ofrece un gran número de montañas ideales para ello. Si eres principiante, los siguientes destinos son muy recomendables. ¡Toma nota!

Sierra Nevada (Granada)

Se trata de una de las estaciones más grandes que hay en nuestro país. Cuenta con un total de 118 pistas con más de 100 kilómetros esquiables. También dispone de sistemas artificiales de innivación que cubren unos 30 kilómetros. Para facilitar tu movilidad, la estación ofrece telecabinas, telesillas, cintas transportadoras, etc. Si optas por viajar a Sierra Nevada, una zona muy apropiada para comenzar es la de Borreguiles.

Candanchú (Pirineo Aragonés)

Muy recomendada por sus cursos de calidad. Gracias a ellos, la práctica de este deporte te resultará más sencillo y natural.

Tiene una zona llamada Pista Grande con 8 pistas verdes, es decir, las fáciles, perfectas para novatos. Si la visitas con tus hijos pequeños, también dispone de una zona adaptada para ellos. De esta manera, no se sentirán desplazados y podrán disfrutar de esta experiencia maravillosa en familia.

Baqueira Beret (Pirineo Catalán)

Está situada en el Valle de Arán, así que lo primero que te llamará la atención son sus maravillosas vistas. Un paisaje único y espectacular en el que practicar esquí es un regalo para la vista.

Tiene 155 kilómetros de pistas adaptadas para todos los niveles. Tanto los esquiadores principiantes como los más expertos acuden a esta zona del Pirineo Catalán para disfrutar de esta actividad. Un beneficio muy importante que tiene es el tamaño. La estación es enorme, por lo tanto, es muy complicado que te moleste ninguna persona y, en consecuencia, el riesgo de chocar es mínimo.

Cerler (Pirineo Aragonés)

Dispone de 80 kilómetros y cuenta con el honor de haber ganado el premio a la mejor estación de esquí de España durante cuatro años consecutivos (2014-2017). Es perfecta para dar los primeros pasos en esta actividad. No obstante, si quieres iniciarte en cualquier otro deporte relacionado con la nieve, este destino aúna las condiciones ideales para ello. Disponen de una gran cantidad de material para alquilar y ofrecen clases de snowspeedboardercross, etc.

Otro punto a favor de la estación de Cerler es su enclave. Sus maravillosos paisajes te dejarán con la boca abierta. ¡No olvides fotografiarlos! Serán un gran recuerdo de la bonita experiencia que vivirás en sus pistas.

Alto Campoo (Cantabria)

Cuenta con cuatro pistas verdes bien acondicionadas. Si la visitas, no olvides hacer la ruta del Pico Tres Mares, ya que es una de las mejores actividades que encontrarás en la Cordillera Cantábrica.

También ofrece bastante material para alquilar y clases de esquí y snowboard. Cantabria solo cuenta con esta estación, así que si visitas esta comunidad autónoma y quieres iniciarte en esta actividad, ya sabes a qué lugar acudir. Haz buen uso de sus maravillosas instalaciones y aprende a hacer un deporte con el que lograrás pasar grandes momentos.

Formigal (Pirineo Aragonés)

Es, posiblemente, una de las estaciones más modernas que existen en la actualidad en España. Se esfuerzan mucho en mejorar año tras año y la calidad de sus servicios e instalaciones es incuestionable. Dispone de casi 100 pistas, 7 de ellas verdes. Sus telesillas y cintas son capaces de transportar a más de 35 000 personas a la hora, por lo que está preparada para ser visitada por mucha gente.

Si acudes a esta estación por primera vez, las zonas más recomendables son Anayet y Portalet. Por supuesto, también es una gran idea contratar los servicios de un monitor para que te enseñe a dar tus primeros pasos en este deporte.

Sea cual sea tu destino, practicar esquí es una actividad divertida de la que puedes disfrutar, y mucho, en nuestro país. Sin embargo, como es lógico, corres algunos riesgos de caerte. En estos casos, el Seguro de Asistencia Viajero Nieve de Europ Assistance te sacará de más de un apuro. Con su contratación, tendrás cubiertos los gastos médicos, el traslado al hospital, el desplazamiento de un acompañante y los gastos de estancia en la clínica, entre otros imprevistos. ¡Diviértete con este deporte con la tranquilidad que te ofrece este seguro!

¿Cómo elegir el mejor seguro multiviaje?

Si eres de esas personas que viaja con frecuencia, un seguro multiviaje es ideal para ti. Con su contratación, viajarás con una tranquilidad total las veces que quieras o necesites durante todo el año. De esta manera, tus desplazamientos estarán cubiertos con amplias garantías y asistencia. A continuación, te explicamos en qué consiste, sus ventajas y algunos consejos prácticos para elegir el más apropiado.

Seguro Anual Multiviaje: qué es y cómo funciona

Ya sea por trabajo o porque te gusta conocer muchos lugares nuevos, contar con un seguro para viajar es algo imprescindible. No en vano, este tipo de póliza ofrece multitud de coberturas realmente útiles. Eso sí, es necesario que tengas en cuenta la duración de tu estancia, pues solo cubre los 90 primeros días.

Su funcionamiento es bastante sencillo, aunque hay diferencias en función de cuál sea el seguro. Tendrás cubiertas distintas garantías o asistencias que puedas necesitar durante tu desplazamiento, como por ejemplo, los gastos médicos, el uso de un vehículo de sustitución, la vuelta de un acompañante, etcétera. Todo ello siempre que no excedas el número de días: a partir del día 91 ya no contarás con esta cobertura. Si necesitas hacer uso de ella, deberás justificar ante la compañía aseguradora la fecha en la que iniciaste el viaje. Para ello, bastará el billete de avión.

Es importante que sepas diferenciar un seguro multiviaje anual de una póliza de viaje de un año. El primero está pensado para desplazamientos con una estancia no muy prolongada, mientras que el segundo es para personas que están en constante movimiento durante todo el año y requieren de más de 90 días.

Claves para elegir el mejor seguro

Para elegir un seguro de viaje, conviene que consideres una serie de aspectos fundamentales. Ten en cuenta que si te surge algún problema fuera de casa, es imprescindible disponer de aquel que te ofrezca mejores condiciones para estar lo más protegido y tranquilo posible. A continuación, te mostramos las principales claves para que seas capaz de escoger el más adecuado.

La asistencia médica

La salud es primordial, por lo tanto, este es uno de los puntos principales que has de considerar. Así pues, contrata coberturas médicas suficientes, ya que no es lo mismo visitar Estados Unidos que otro país de Europa, por poner un ejemplo. En el país norteamericano, los gastos en el caso de que sufras algún problema médico son muy elevados.

La pérdida del equipaje

El seguro de viaje debe cubrir la pérdida o el robo de tu equipaje. Es algo que, por desgracia, puede llegar a ocurrirte. Esta incidencia supone, sin duda, un enorme problema cuando estás lejos de tu hogar, así que comprueba que dicha circunstancia está incluida en la póliza.

Coberturas de cancelación

Cabe la posibilidad de que te surja cualquier tipo de imprevisto que te impida hacer el viaje que tenías planeado. Si se da esta circunstancia, es fundamental que el seguro te cubra los gastos que supone la cancelación. De lo contrario, acabarás pagando por un servicio del que no disfrutarás.

Los límites de las coberturas

Hay seguros con muchos tipos de coberturas, pero que, sin embargo, sus límites no son demasiado altos. De hecho, lo más lógico es que pienses que, cuantas más cosas y situaciones diferentes cubra (que también es importante), mejor será. Ahora bien, debes prestar especial atención a los límites.

Una póliza demuestra que es buena cuando estos límites son altos. Incluso los hay que son ilimitados, es decir, que para un tipo concreto de cobertura, se encargan de cualquier gasto que tengas durante el viaje. Por lo tanto, procura considerar este aspecto a la hora de optar por uno u otro, ya que puedes llegar a creer que lo tienes todo cubierto y luego llevarte una desagradable sorpresa.

La responsabilidad civil

Hay personas que tienen muy claro que un seguro del hogar ha de incluir los gastos de responsabilidad civil. Sin embargo, no están tan acostumbradas a exigirlos en el caso de que el seguro sea de viaje.

Este tipo de cobertura te puede ser de gran utilidad en el caso de que la póliza que hayas elegido la incluya. Si sufres cualquier tipo de incidente con daños personales a terceros, tendrás la tranquilidad de que te cubrirá los gastos que surjan del mismo. En el extranjero esto es fundamental, puesto que no sabes exactamente a cuánto puede ascender esta suma.

Como ves, un seguro multiviaje te ofrece una gran cantidad de ventajas cuando te encuentras fuera de tu país. Si tienes presentes las claves que hemos expuesto, escogerás el que mejor se adapte a tus necesidades y circunstancias. En ese sentido, el Seguro Anual Multiviaje de Europ Assistance te proporcionará una gran tranquilidad en todos tus desplazamientos a lo largo de su año de vigencia, siempre que sean de menos de 90 días seguidos: con él dispondrás de servicio de reparación in situ del vehículo o, en caso de ser necesario, de vehículo de sustitución y de coberturas de alojamiento y traslado de los viajeros. ¿Te animas a echarle un vistazo?

Los 7 fraudes más extendidos de la red

Internet es un fantástico invento que nos ha facilitado muchas cosas en nuestro día a día. Sin embargo, aparte de ser una útil herramienta, este medio favorece la proliferación de diversos tipos de estafas. Por eso, no está de más conocer cuáles son los fraudes en Internet a los que nos enfrentamos en nuestro día a día. Con este propósito, ahondaremos sobre el peligro de estos delitos que existen en la red y te mostraremos cómo identificarlos. ¿Estás preparado?

Los 5 fraudes en Internet más comunes

Los ciberdelincuentes encuentran cada vez formas más novedosas de engañar a las personas y cometer sus delitos. En este sentido, resulta muy conveniente estar al tanto de qué tipo de estrategias y acciones emplean para evitar sus trampas. A continuación, te presentamos la lista de los delitos cibernéticos más habituales. ¡Toma nota!

Phishing

Sin lugar a duda, el phishing es el rey de las estafas en Internet. Con este método, los delincuentes envían correos suplantando la identidad de un negocio, entidad, plataforma o servicio. Para ello, replican logos, interfaces y todos los detalles necesarios para que pienses que estás ante el remitente legítimo.

Otras variantes de esta técnica son el vishing y el smishing. En el primero, se opera a través de una llamada telefónica en la que se hacen pasar por una empresa para sonsacarte tus datos personales. En el segundo, se utiliza un SMS o un mensaje de WhatsApp para notificarte, por ejemplo, un pedido no recogido o solucionar un supuesto problema con tu entidad bancaria que requiera de tus credenciales.

Gracias a esto, consiguen que los usuarios compartan, sin saberlo, información y datos personales. ¡Así de fácil! De esta manera, los delincuentes tienen acceso a las claves y contraseñas de las cuentas de las personas a las que están estafando. Este método es muy habitual para sustraer información sobre las cuentas bancarias.

Tiendas online fraudulentas

El servicio de compras por Internet es uno de los más populares. Cada vez más personas apuestan por adquirir sus productos desde la comodidad de sus hogares. No obstante, has de tener mucho cuidado con las páginas web en las que haces tus compras.

Existen webs fraudulentas que suplantan a otras tiendas conocidas y ponen los artículos a precios muy jugosos para incentivar la compra de los usuarios. Como imaginarás, los pedidos no llevan a enviarse nunca y estos ecommerce terminan desapareciendo una vez han conseguido hacerse con el dinero de sus víctimas.

Perseguir este tipo de delitos se complica, ya que estas supuestas tiendas online se alojan en servidores de terceros países.

Ransomware

Este concepto hace referencia a un tipo de ciberataque en el que los sistemas y datos informáticos quedan bloqueados. Es entonces cuando los delincuentes piden un rescate para tener acceso otra vez a dicha información. No obstante, cabe destacar que, incluso si pagas el rescate, no existe ninguna seguridad de que vuelvas a tomar el control de los datos.

Resulta muy fácil que estos programas maliciosos infecten tu ordenador u otros dispositivos. Basta con que navegues por conexiones inseguras, visites webs de dudosa procedencia o, incluso, hagas clic en los vínculos de los emails que llegan a tu cuenta de correo electrónico.

Ofertas de trabajo y alquileres fraudulentos

Si antes hablábamos de las tiendas por Internet fraudulentas, ahora es momento de hacer lo propio con los alquileres y las ofertas de trabajo.

En el primer caso, el modo de proceder de los delincuentes es ofertar el alquiler de viviendas a un precio muy atractivo. Eso sí, siempre te solicitarán una cantidad de dinero para la reserva o la fianza. Sin embargo, el inmueble real no está en alquiler o ni siquiera existe.

En las ofertas de trabajo ocurre algo similar. Se promocionan puestos con excelentes condiciones que llaman la atención de las víctimas. Después, se les pide sus datos bancarios con el pretexto de empezar a cobrar la nómina o se les solicita algún tipo de ingreso. Es ahí cuando los estafadores usan los datos facilitados para robar dinero o llevar a cabo otras actividades ilícitas en tu nombre.

Concursos y sorteos falsos

La premisa de dinero fácil o cosas gratis resulta muy atractiva para los usuarios de la red. No obstante, debes desconfiar siempre de este tipo de actividades que ofrecen grandes premios a cambio de nada o casi nada, sobre todo, si te piden tus datos o realizar algún tipo de ingreso para participar. De este modo, acceden a la información de tus cuentas y consiguen robar tu dinero.

Esperamos que hayas tomado buena nota sobre todas las estafas y fraudes de Internet expuestos aquí; teniendo presente esta información, prevenir la mayoría de los ataques será mucho más fácil. Ahora bien, recuerda que los criminales están siempre reinventándose. Para cubrirte las espaldas, una buena idea es contar con un seguro de ciberseguridad como el que ofrece Europ Assistance. Gracias a él estarás cubierto en caso de pérdidas económicas directas por robo de identidad hasta los 6.000 €. Además, dispondrás de asistencia si necesitas cancelar tarjetas, bloquear teléfonos o, incluso, rastrear ordenadores robados.

Cómo educar a los niños en ciberseguridad

Tener presente la ciberseguridad para niños y hablar con ellos de los riesgos de Internet es tan fundamental como educarlos en otros ámbitos. El acceso a la Red es algo que no puedes limitar tanto como te gustaría, porque es imprescindible para la enseñanza actual. Sin embargo, hay sitios que un niño no debe visitar como, por ejemplo, una casa de apuestas.

En la Red hay cosas buenas y malas que van a influir en su desarrollo. Pero educarlos para detectar y evitar sus peligros los convertirán en personas independientes y responsables. Así, la mediación parental es uno de los pilares más importantes.

Guía para educar en ciberseguridad

La inocencia con la que actúan los pequeños hace que los riesgos se multipliquen. Por eso, te proponemos una serie de consejos que debes poner en práctica para favorecer la ciberseguridad para niños.

1. Padres digitales, siempre informados y dispuestos

Antes de enseñar es necesario aprender cómo utilizar Internet de un modo responsable, por lo que la educación en este ámbito, como en todos los demás, debe comenzar en casa. Una de las ventajas de ser padres digitales es que es más sencillo realizar búsquedas o conocer cómo funcionan las redes sociales. Por otro lado, también es más fácil identificar a qué tipo de contenidos suelen acceder los hijos.

Conocer el entorno digital te va a permitir mostrar a tus hijos las bondades de la Red, pero también podrás advertirles de los riesgos.

2. No proporcionar nunca datos personales

Al crear un nuevo perfil en las redes sociales es fundamental acceder a la configuración de la privacidad. De este modo, evitarás que se pueda publicar de manera automática un dato personal que no te interesa que salga a la luz. Hablamos, por ejemplo, del número de teléfono móvil o de la dirección de tu vivienda.

Por otro lado, es esencial que los menores comprendan la importancia de no proporcionar datos personales a desconocidos. Por ejemplo, un nuevo contacto en una red social que desconocen quién puede ser en realidad.

Hay que incidir en la diferencia entre un contacto de Internet y un amigo. No es igual un compañero de clase al que los padres conocen que un contacto del que no saben nada de su vida.

3. Enseñar a los niños que pueden pedir ayuda sin miedo

El ciberbullying está a la orden del día y cada vez son más los jóvenes y niños que lo han sufrido o que lo sufren a diario. Por regla general, las víctimas no lo cuentan hasta que no ha pasado mucho tiempo por vergüenza o por temor a las represalias.

Por eso, tanto los profesores como los padres deben jugar un papel principal que los ayude a identificar los riesgos de Internet. Es imprescindible crear un clima de confianza en el que puedan expresarse con comodidad y pedir ayuda desde el primer momento en que lo necesiten.

4. Utilizar la protección que incorporan los navegadores

Los navegadores disponen de una funcionalidad para monitorizar el uso seguro. De este modo, se protege a los niños de los denominados contenidos para adultos. No obstante, puede ser recomendable bloquear las compras a través del móvil y activar la restricción del acceso según la edad.

Por otro lado, si el menor no ha aprendido a borrar el historial del navegador, te resultará sencillo consultar las páginas que ha visitado en los últimos días.

5. Los niños utilizarán solos Internet

Esto es una realidad y no debe sorprenderte; por ello, debes tenerlo presente. Su habilidad para utilizar las nuevas tecnologías parece innata. No obstante, es conveniente evitar que utilicen solos las redes sociales o Internet.

Por lo tanto, lo mejor que puedes hacer para favorecer la ciberseguridad para los niños en casa es educarlos en un uso seguro y responsable. Trata de advertirles de los riesgos de Internet sin olvidar las consecuencias.

6. Crear accesos independientes en el ordenador

Por regla general, todos los miembros de una familia suelen acceder a un ordenador con una misma contraseña. Sin embargo, tienes la posibilidad de establecer diferentes perfiles de usuarios en los que cada uno tenga su propia contraseña y ciertos controles de seguridad. De este modo, te será más sencillo llevar un seguimiento de lo que hacen los niños.

Por otro lado, en los centros escolares se toman otra serie de precauciones, como establecer diferentes accesos en los ordenadores. Además, el profesorado puede supervisar en tiempo real la actividad de los alumnos.

En un mundo que está cada día más digitalizado, no se puede dejar de lado la educación en ciberseguridad para los niños. Deben aprender a manejar la tecnología de un modo responsable y seguro. No obstante, nunca está de más contar con un respaldo ante los posibles peligros que puedan encontrar en las redes. En ese aspecto un seguro como Ciberseguridad Plus, de Europ Assistance, te permitirá dormir más tranquilo: no solo te ofrece asistencia informática de todo tipo (para cancelar tarjetas, bloquear teléfonos, etcétera), sino también cobertura para la defensa jurídica e incluso soporte técnico en casos de violencia online.